Si...  

 

Si puedes amar
debes comprender el odio.

Si conoces la serenidad debes reconocer la ira.

Si puedes aceptar
puedes perdonar.

Si puedes recordar
debes aceptar el olvido.

Si puedes triunfar debes aceptar la derrota.

Si expresas tus ideas
debes aceptar la critica.

Si hablas, debes aprender a escuchar
y mantenerte en silencio.

Si actúas con honestidad
debes entender la traición.

Si valoras la inteligencia
debes reconocer la mediocridad.

Si caes, debes aprender a levantarte
y empezar de nuevo.

Si atesoras como mayor riqueza
los sentimientos puros,
debes mantenerte fiel a ellos.

Si rechazas la avaricia,
si conoces la humildad,
si practicas la caridad,
si reconoces la valentía,
si aceptas al cobarde,
sabrás que dentro de tí habitan todos ellos, sólo así podrás distinguir
y seguir el mejor camino,
y una vez elegido,
mantener la constancia y el coraje de seguirlo.

(anónimo)


 

 

REFLEJOS DE LUZ