La cara luminosa de la vida  

Mira siempre la cara luminosa de la vida. Espera que suceda lo mejor…
y verás que así será.

Tú eres tu propio(a) dueño(a); de ti depende dar vuelta a la
situación y ver qué es lo que esconde la otra cara. Si eliges ver
sólo la cara oscura de la vida, no esperes atraer hacia ti a las
almas que conocen la dicha de la verdadera libertad, porque lo igual
atrae a su igual; tan sólo atraerás hacia ti a las almas que estén en
el mismo estado.

Cuando estés en la cumbre y tu amor fluya libremente, atraerás hacia
ti a todas las personas, pues a todo el mundo le atrae un alma gozosa.

Aprende a levantar el ánimo de una persona o de una situación y nunca
te permitas hundirte en la desesperación más honda a causa de la
actitud de nadie. Estás aquí para crear paz, armonía, belleza y
perfección, todo lo mejor de la vida, así que... ¡anda y haz algo al
respecto!.

 

 

REFLEJOS DE LUZ